Los vuelos en globo aerostático se hacen casi siempre al amanecer, porque es cuando el viento está más calmado y la atmósfera está más fría y estable. Los globos no vuelan en horas centrales del día para evitar las corrientes térmicas ocasionadas por el calor del sol. Algunas tardes se invierno se puede volar, y lo organizamos sólo para grupos cuando no hay otra opción. Es muy importante ser puntual para el buen desarrollo de la actividad en su conjunto.

No mucho más que en la superficie. La temperatura no disminuye significativamente en las alturas alcanzadas en la mayoría de los viajes en globo. Además, durante el vuelo, llevaremos la vela llena de aire caliente sobre nosotros. Por otro lado, como el globo vuela dentro del viento, no se perciben las ráfagas de aire frío. En resumen, no es necesario llevar ropa extra de abrigo por la altura. Se aconseja ir vestido con la ropa habitual para la época y calzado cerrado y cómodo (vamos a aterrizar en medio del campo).
Volamos en todas las épocas del año. Cada estación confiere al paisaje una apariencia diferente y única, que hace del vuelo en globo un momento muy especial. Una zona de vuelo puede cambiar mucho de una estación a otra, ofreciendo paisajes completamente diferentes y sensaciones distintas. Por todo ello no es necesario esperar a la primavera para volar en globo pues los cielos y paisajes invernales suelen dar como resultado vuelos inolvidables.

No. Este punto es particularmente curioso, porque el hecho de no tener ningún contacto con el suelo hace que no se experimente la sensación de vértigo que tendríamos casi todos al subir a un edificio alto. Es una magnífica terapia a este respecto, así que pruébelo porque no se arrepentirá y habrá vencido un miedo propio. Por otro lado el globo se desplaza siempre suavemente; es una experiencia muy tranquila y relajante, disfrutando de unas vistas inigualables y unas sensaciones únicas.

La altura máxima del vuelo en globo dependerá de las restricciones aéreas de cada zona de vuelo, pero la altura habitual es de 1.000 pies sobre el terreno (aprox. 300 metros). Por otro lado, los globos aerostáticos no tienen control exacto sobre la dirección, es el viento el que nos empuja y dirige hacia uno u otro lugar. El piloto juega con la altura de vuelo, buscando las corrientes de aire que más nos interesen, y en eso consiste también nuestra aventura. Por lo tanto no aterrizamos nunca en el mismo lugar de despegue. Un equipo de seguimiento por tierra, con vehículos de apoyo, nos recoge en el lugar de aterrizaje. Es un transporte aéreo diferente.

Con viento excesivo y lluvia no se puede volar en globo aerostático. Estaremos en contacto en todo momento con los pasajeros por email y teléfono entre 24 y 48 horas antes del vuelo; si la previsión no fuera buena, se cancelaría el vuelo y cambiaríamos la fecha para cada pasajero según sus necesidades. Lamentablemente también puede ocurrir que la previsión sea buena y la misma mañana del vuelo las condiciones no sean las óptimas para poder volar con seguridad; el piloto puede entonces cancelar la actividad in situ. En estos casos los pasajeros eligen una nueva fecha ó la cancelación del pasaje (según sus necesidades y condiciones de contratación). En ningún caso esto supondrá coste extra para los pasajeros.

Sí. El paseo en globo es totalmente seguro, de hecho el globo aerostático es estadísticamente el medio de transporte aéreo más seguro que existe. Somos una compañía de trabajos aéreos autorizada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Disponemos de la mayor flota de globos del sur de la península. Además somos la primera empresa de aerostación andaluza autorizada por la Junta de Andalucía para la práctica del Turismo Activo y certificada como I+E. También estamos certificados en calidad por el Sistema Integrado de Calidad Turística en Destinos (SICTED).

Todos nuestros pilotos tienen la autorización de transporte aéreo comercial y cuentan con cientos de horas de vuelo de experiencia. Verificaciones de competencia, certificaciones médicas y licencias en vigor. Disponemos de todos los seguros necesarios para el vuelo en globo, con coberturas económicas por encima de las establecidas por el Ministerio de Fomento y Aviación Civil. Además, las revisiones que pasa cada parte del material y los propios pilotos del globo, unido a que únicamente volamos en las mejores condiciones atmosféricas, hacen de este deporte una actividad extraordinariamente segura. Exige toda la información que consideres necesaria, la documentación arriba descrita está a disposición de los pasajeros. No ahorres en seguridad, no recortes en calidad.

La altura de la barquilla del globo y por tanto la mínima necesaria para poder disfrutar de las vistas es de 110/120 cm, por lo que aconsejamos una edad mínima de 6/7 años para volar. No permitimos volar a mujeres embarazadas y personas que presenten enfermedades graves (disminuciones físicas que puedan afectar al normal desarrollo de la actividad o enfermedades cardiovasculares, de huesos, así como el uso de cualquier medicación que pueda incidir en su capacidad de reacción). En caso de pasajeros de más de 100 Kg. es necesario avisar a Gloobo con antelación y consultar disponibilidad debido a que la aeronave tiene un peso máximo al despegue. Los menores deberán ir siempre acompañados de un adulto, tutor legal, profesor o monitor que se haga cargo de los mismos. En su defecto, el tutor legal deberá firmar una autorización expresa.

Cada globo, dependiendo del tamaño de la tela o envoltura, tiene asignado por el fabricante un peso máximo del que se obtiene el numero de pasajeros que puede transportar. En Gloobo volamos con 2 pasajeros menos de la capacidad máxima por globo, consiguiendo así mayor confortabilidad, la posibilidad alargar el vuelo hasta los 90 minutos y mayores momentos de silencio. Por otro lado, garantizamos el vuelo desde un sólo pasajero, siempre que haya plaza disponible en la barquilla y se den las condiciones óptimas para el vuelo. Olvídate de las listas de espera, contamos con la mayor capacidad de pasajeros de Andalucía con aeronaves propias de Gloobo.

El primer globo aerostático, creado por los Hermanos Mongoltfiere, voló en París en diciembre de 1783 llevando a bordo a los primeros aeronautas de la historia, el físico Jean-Francois Pilâtre de Rozier y el Marqués d´Arlandes, que celebraron el feliz aterrizaje, tras recorrer 10 Km, brindando con champán. Desde entonces, en cualquier parte del mundo donde se vuele en globo, se mantiene esa tradición, ofreciendo un brindis a todos los pasajeros. En Gloobo completamos esta tradición con un magnífico desayuno-almuerzo tipo buffet libre (sólo en Sevilla) y la entrega de un diploma de vuelo brindando con cava.

En Gloobo nos preocupamos constantemente por la calidad y la seguridad de los vuelos en globo aerostático que se realizan en España. Últimamente se viene ofertando con cierta frecuencia en algunas páginas Web esta actividad, con descuentos a precios muy por debajo de la media de la mayoría de compañías españolas. Hay que tener en cuenta que esto no es sino a costa de diversos factores dado que éstos portales pagan luego menos a los auténticos operadores (reducción drástica de la duración del vuelo, no poder realizarla en fines de semana, realización del vuelo con previsión meteorológica dudosa, falta de profesionalización del personal, supresión del welcome-coffe y del desayuno-almuerzo posterior, uso de aeronaves menos cuidadas y revisadas, atención con prisas a los pasajeros, etc.). Os recomendamos comparar las ofertas disponibles, comparar sus opiniones en Internet y que habléis personalmente con las diversas compañías. Todo ello para que disfrutéis de esta magnífica experiencia en las mejores condiciones. No ahorres en seguridad y calidad.

Cerrar menú
×